Inicio / INTERNACIONALES / La segunda “muerte” del escarabajo: VW dejó de producir su icónico Beetle

La segunda “muerte” del escarabajo: VW dejó de producir su icónico Beetle

La automotriz alemana produjo la última unidad del Beetle cuya primera versión comenzó a circular en 1938. Originalmente fue un auto económico pero su segunda versión constituyó un auténtico vehículo de lujo,

Volkswagen puso punto final este miércoles a la producción del “Beetle” tras concluir el ensamblaje, en su planta mexicana de Puebla, de la última unidad de este vehículo heredero del legendario sedán conocido en distintas partes del mundo como “Escarabajo”, “Fusca”, “Coccinelle” o “Vocho”.

El último “Beetle”, de un reluciente azul metálico, encendió motores y entre música de mariachis, vivas y aplausos, salió de la línea de ensamblaje para rodar unos metros hasta una plataforma de exhibición, bajo una lluvia de papelitos y pirotecnia.

El modelo sumó más de 1,7 millones de unidades desde que en 1997 empezó a ser ensamblado en la planta de Puebla, en el centro de México, una de las mayores de VW en el mundo. Esta fue la segunda generación del Beetle, concebido para reemplazar al económico sedán.

Los últimos 65 modelos del “Beetle Final Edition” serán vendidos en México sólo por internet a un precio de 21 mil dólares para el modelo de base.

Cada uno de los vehículos que componen esta último edición tiene del lado izquierdo una placa conmemorativa seriada del 1 al 65. El auto estará disponible en colores azul metálico, negro, blanco y beige.

El Beetle fue heredero del legendario VW sedán, concebido en 1938 en Alemania en pleno auge del nazismo y que fue producido hasta 2003, saliendo el último modelo también de esta planta en México, donde el “Vocho”, como se le conoce popularmente, fue el auténtico auto del pueblo al ser “bueno, bonito y barato”, como lo definen sus aficionados.

Pero a diferencia del escarabajo, uno de los autos más económicos del mercado, el “Beetle” es considerado un auto de lujo. Su precio duplica el de otros modelos sedán similares, por lo que popularidad fue mucho menor y son poco visibles en las calles de la Ciudad de México.

Otros países de América Latina, como Brasil, también son verdaderos devotos del modesto sedán, al que llaman “Fusca” los brasileños, mientras que el ex presidente uruguayo José “Pepe” Mujica convirtió a su escarabajo celeste de 1987 en símbolo de su austeridad.

Compruebe también

Quebró la histórica Thomas Cook y dejó a 600 mil turistas varados

La agencia de viajes más antigua del mundo entró en default en medio de la …

El extraño caso de la mujer que murió por los picotazos de un gallo

Se trata de un caso tan llamativo que figura en una revista científica. La víctima …

Dejanos tu comentario