Inicio / TECNOLOGIA / Hablamos con Rafael Atijas, el creador de las guitarras que se tocan con realidad aumentada

Hablamos con Rafael Atijas, el creador de las guitarras que se tocan con realidad aumentada

La idea nació como una tesis y se transformó en una startup acostumbrada al éxito en Kickstarter. Con el financiamiento colectivo se “genera un evento de lanzamiento con más visibilidad que si lo hiciéramos nosotros por nuestra cuenta”, dice.

Atijas nos cuenta cómo usan realidad aumentada para la enseñanza de guitarra .

Se propusieron recaudar 100.000 dólares en la comunidad de financiamiento colectivo Kickstarter y, a pocos días del cierre de la campaña, ya superaron los 300.000. El exitoso proyecto sienta base en Montevideo, y es impulsado por Rafael Atijas (41), el músico y emprendedor uruguayo que fundó Loog Guitars, una statup que fabrica guitarras diseñadas para chicos y que son verdaderamente geeks.

¿Qué tienen de tecnológicas? Además de la plataforma de lanzamiento, los instrumentos llegan acompañados de una app que sirve para aprender gracias a los encantos de la realidad aumentada.

“Básicamente, lo que hacemos es que con la cámara frontal te veas a vos mismo mientras sostenés la guitarra. Entonces va marcándote dónde poner los dedos para tocar los acordes de una canción, y en definitiva es como si te estuvieras mirando en un espejo o sacando una selfie. O sea, algo súper natural”, dicen en diálogo con Tecno Atijas, que tiene una maestría en marketing integrado de la Universidad de Nueva York.

– ¿Cómo nació la idea de crear estas guitarras para chicos y a la vez tecnológicas?

– Se dio en el momento de mi tesis. Mi obsesión era dar con algo entretenido y que me gustase de verdad, ya que sabía que me iba a pasar todo un semestre investigando sobre el tema. Cuando se me ocurre en concreto la idea de una guitarra de tres cuerdas para que sea más fácil y menos intimidante aprender a tocar, ahí enseguida quise que la cosa no quede en un papel y me largué a ver cómo podía hacer para que sea un proyecto para el mundo real.

– ¿Por qué eligen el financiamiento colectivo, más específicamente Kickstarter, para los lanzamientos?

– Más allá del financiamiento, fue una forma que encontré de dar a conocer el proyecto. Cuando se lanza una campaña de Kickstarter, se transforma como en un evento. Son 30 días en los que estás corriendo contra reloj para llegar a la meta de financiamiento y también para que la gente se entere de que existís y que estás ofreciendo eso.

En ese sentido, para nosotros tiene ese sabor extra, más allá de hacernos de los fondos para producir: generar un evento de lanzamiento en una plataforma que tiene más visibilidad que si lo hiciéramos nosotros por nuestra cuenta.

– La idea de usar realidad aumentada para enseñar y aprender a tocar, ¿cómo surgió?

– Con el tiempo, porque de hecho la idea original nuestra era no hacer una app ni nada que tuviera pantalla. Queríamos que los nenes aprendan con el instrumento y chau. Pero nos dimos cuenta que para que realmente les estimulara aprender y desde el momento en que la recibieran pudieran hacer música con ella, teníamos que acompañarla de contenidos educativos.

Y una app es una muy buena plataforma de contenidos educativos, porque podés tener desde clases en video propiamente dichas, hasta juegos que te enseñan música sin que te des cuenta, afinador, cancionero, etcétera.

Y ahora estamos investigando esta nueva pata de realidad aumentada, que en realidad suena más sofisticada de lo que en realidad es.

– ¿Nos contarías un poco acerca del detrás de escena de la aplicación? ¿Cuáles fueron los retos en su desarrollo?

– El desafío y el foco siempre está en que sea fácil y entretenido aprender a tocar. No quisimos ir por la tecnología más avanzada ni llenar a la guitarra de lucecitas o cables extraños. Supongo que el desafío terminó siendo lograr una guitarra que en cierta medida es una guitarra inteligente, pero el instrumento en sí es una guitarra normal, sin nada raro.

Casi todas las guitarras del catálogo tienen tres cuerdas, aunque ahora presentaron el primer modelo con seis.

– ¿La app sólo puede usarse con las guitarras de tu empresa? ¿O sirva para cualquier modelo?

– Está optimizada para usar con las Loog. Ahora en esta campaña de Kickstarter estamos lanzando también nuestro primero modelo para adultos, así que ahora nos enfocamos en principiantes de todas las edades.

El presente proyecto de la startup con una pata en Montevideo y otra en Nueva York consta de tres guitarras, entre ellas el primer ejemplar de la empresa con seis cuerdas. De regreso en Uruguay tras larga estadía en Estados Unidos, Atijas dice que ser una compañía chica tiene sus ventajas, por ejemplo actuar rápido, estar atentos a la recepción de los productos y en base a ello tomar decisiones.

¿Qué hay en el horizonte? “La verdad es que no sabemos qué tenemos por delante. Por ahora el foco está en seguir desarrollando esta combinación de hardware y software: la guitarra y los contenidos para que la gente aprenda a tocar. Pero supongo que en algún momento lanzaremos otros instrumentos también”, anticipa.

Compruebe también

Mark Zuckerberg defendió que Facebook publique anuncios con información falsa o mentiras

El fundador de la red social realizó un discurso en la universidad de Georgetown, en …

WhatsApp: el significado sexual que esconde el corazón naranja del mensajero

La gran variedad de emojis puede representar diferentes cosas de acuerdo al color. Para qué …

Dejanos tu comentario